Crítica: El poder expresivo del artista andaluz

Por Bárbara Yáñez Feria // 11/09/15

Help.jpg

Fecha: 17/06/15 - 12/09/15 
Lugar: Sala de la Provincia en la Diputación de Huelva.
+info


      “Territorio Sur” es un programa expositivo consolidado desde hace algunos años que da a conocer o difunde la producción artística, que cada cierto tiempo, nos ofrecen nuestros artistas andaluces. Esa es su filosofía, pero a la luz de lo que se presenta en piezas y discursos, hay mucho más que el visitante podría disfrutar.
       Este proyecto tiene como uno de sus valores principales el ser una muestra itinerante que difunde lo creativo por diversas sedes en Andalucía, la selección de piezas, que ha permanecido expuesta en la Sala de la Provincia en la Diputación de Huelva, enfatiza la obra de algunos artistas locales tanto consolidados, como emergentes.
     Concretamente en esta sede encontramos las obras de 18 artistas, tanto mujeres como hombres, que guardan entre sí una relación que va más allá del mero hecho de pertenecer a una misma región y a un mismo acerbo cultural quizás, si hay algo que los une y que a la misma vez los diversifica es su poder expresivo.
 
      Si decidimos como visitante adentrarnos en esta exposición  en “un particular viaje de descubierta”, como aconseja E.H Gombrich en la introducción de la obra Historia del arte, los focos de la sala, enfatizan, desde que entramos, los colores verdes y terrosos de las tres piezas que presenta  Manuel Vázquez Domínguez; ese uso del color no debe ser baladí, si tenemos en cuenta que nuestra tierra se llena de ambos colores por doquier que busquemos un paisaje. Pero el abstracto hay que disfrutarlo sin buscar un referente figurativo, y eso es lo que nos plantea Manuel, un universo de colores cuyo poder expresivo, es bastante compresible por cualquier visitante conocedor del espacio andaluz.
 
      Muy cerca de estas tres piezas, dos artistas nos muestran, una visión diferente y quizás cruda del ser humano y su estar en el mundo. “Menina” de Ángeles Lergo es, a priori, un guiño a la inmensa obra velazqueña, por el halo que rodea la cabeza del personaje. Pero su posición yacente recuerda, más bien, a la melancólica “Ofelia” que nos presentó  el artista prerrafaelita Millais; a esa expresividad de la imagen, se une además un punto desconcertante, un amplio orificio en el pecho de la escultura.  De modo que, una imagen que un visitante de a pie puede asociar por su título y primer vistazo  a la famosa obra de corte del siglo XVII, de temática alegre y desenfadada, se torna trágica por la presencia de su aspecto yacente y por ese orificio  en el corazón.
     Enfrente de esta pieza, encontramos a una señora entrada en años, una abuela, ataviada a modo de super woman, y es que resulta que lo es, muchas lo son, o así lo ha conceptualizado su artista Adrián Pérez Vázquez (Man-o-matic), al nombrarla como “Heroína”. La obra de este graffitero onubense es un verdadero punto de inflexión en esta muestra, puesto que su lugar natural no es un museo o galería, sino la calle. La pieza, de factura hiperrealista, tiene un concepto que se entronca con el pop más crítico. Man-o-matic  dignifica a esos personajes secundarios o terciarios del contexto social, que realmente juegan un papel subrepticio mucho más necesario del que podríamos creer.
     La fotografía en esta muestra está representada casi en su totalidad por mujeres, María Clauss, nos presenta uno de sus retratos en los que da prestancia a lo cotidiano, es quizás la luz, la mirada y la postura del personaje lo que capta nuestra atención por su expresividad.  La fotografía  “Quien calza tus zapatos” de Ángeles Santo Tomás es otra forma diferente y más artificiosa o buscada de presentar un concepto. María Clauss capta ese momento cotidiano casi casual, mientras que Ángeles ha buscado una escenografía para plantear su discurso, ha investido al personaje de cierta elegancia en su apostura, pero nos ha negado la presencia del rostro, lo que puede parecer al espectador inquietante.
      Inquietante es también la obra que encontramos enfrente, una instalación que se resume en una serie fotográfica “Tote Hasen” donde los objetos expuestos guardan una relación casi surreal con el personaje retratado, lo atan, lo definen y a la vez lo interpelan.
     La fotografía tiene otro sentido expresivo para Carmen Pascual, su mirada es más melancólica y nostálgica, al presentarnos una mariposa, un violín y un reloj, símbolos indiscutibles del paso del tiempo, son vanitas contemporáneas que nos hablan de la fragilidad de la existencia humana.
        De la fotografía intimista y existencial, daremos un salto a la obra de Manuel Antonio Domínguez. En su doble consistencia técnica y conceptual nos lleva a una reflexión sobre sus propias inquietudes vitales. La obra principal lleva por título “La gente piensa cosas de mi”, una pancarta, con letras rosas, centrada en una composición que se completa con dos obras muy sugerentes.  En “Lo oculto I y II”, de alguna manera el artista vuelve a su idea de la masculinidad, al cómo se establecen las relaciones sociales, culturales, bajo la pátina de la moral que sesga la propia identidad del individuo.
      La videocreación de Fernando Bono: “Retrato Intimo” nos hace plantearnos muchas cosas acerca del papel del artista y de  cómo su naturaleza lo hace sentirse encorsetado en  un mundo plagado de normas. El rostro de un  personaje, nos habla enmarcado en un pequeño espacio y  sólo nos presenta, al hablar, un discurso repetitivo, sencillo, que aporta una mera información superficial de su ser. Es como si el propio artista fuera consciente de que su “retrato íntimo” queda desdibujado en la sociedad y queda cifrado sólo en un número de DNI o en un quehacer diario.
      La crítica a la sociedad actual la ponen sobre la mesa la obra de Carmen F.Sigler y José Antonio Faraco con la serie “Planeta Tierra”. Ser andaluz y vivir en Andalucía no los hace, en absoluto, estar alejados de ninguna forma de los conflictos y problemas mundiales. Carmen F.Sigler  apela más  a lo cercano, para convertirlo en un mensaje extensible al contexto general, poniendo en boca de personajes universales como, Carl Marx o El Che, referencias e ideas que actualmente están presentes en buena parte del imaginario social que nos rodea.


     Y hasta aquí este “pequeño viaje de descubierta” por esta parte de la muestra “Territorio Sur “en la sede de la Sala de la Provincial en la Diputación de Huelva.  Esta crítica se titula: el poder de lo expresivo del artista andaluz, porque si hay algo que destilan sus artistas es capacidad expresiva, pasión y también interdisciplinariedad.
     El arte contemporáneo andaluz está muy vivo y más allá de lo que pueda transmitirnos, desde el punto de vista intelectual o artístico, quedémonos  con la idea de que una buena parte de estos artistas provocan y emocionan, y es que los artistas andaluces están retando a Michel Foucault en su  feroz crítica al arte contemporáneo que consideraba que: “En nuestra sociedad el arte se ha transformado en algo sólo relacionado con los objetos, y no con individuos, o con la vida….”.
     
Los artistas andaluces de “Territorio Sur”, con sus objetos artísticos, sí están interpelando a la vida, sí están buscando la conexión con el individuo de su tiempo y por qué no con las generaciones futuras.

Bárbara Yáñez Feria

Comparte tu experiencia






Síguenos

Kumara.jpg
Titulo: Kumara
Autor: Man o Matic

¡Que no se te pase!